sábado, 18 de febrero de 2017

DE LA VACUNA EN LA ESPALDA A LA DEL BOLSILLO

SIEMPRE HAY TIMADORES DISPUESTOS A SACAR VENTAJAS DE LOS NECESITADOS

Hay que ser cautos ante las promesas de proyectos de leyes y el otorgamiento de algún tipo de reconocimiento económico porque siempre merodean quienes se encuentran dispuestos a lucrar con los intereses ajenos.




 Tiempos de cuartel. Todos encolumnados “de uno en fondo” para recibir los pinchazos.

Cómo olvidar los pinchazos que recibimos en los días previos y durante la recordada “colimba”. Los primeros, durante la revisación médica preliminar: todos encolumnados y desnudos y al costado de las largas filas se desplazaban las enfermeras aplicando la famosa “triple”.
Después, ya como “reclutas” llegó el turno de la jeringa de vidrio gigante con una aguja que no se quedaba atrás en tamaño que era estampada “en la paleta”. Sí, debajo del omóplato, para aquellos incrédulos que no pasaron por la imborrable experiencia.
No eran tiempos de HIV ni se tenía en cuenta la hepatitis en su múltiple expresión, así que tal como narramos, “una aguja para todos y todos para la misma aguja”.
En el caso de la 59 tuvimos un pinchazo extra y fue precisamente por el Beagle. Fue cuando a todos los soldados del batallón nos sacaron un frasco de sangre destinado a preparar plasma para la movilización y –entonces- eventual guerra.
“No puedo donar, tuve hepatitis A hace dos años” manifesté. “¡Cállese tagarna y acuéste!” ordenó el cabo enfermero y se abocó a su faena extractora.
Pero no hay dudas que la citada clase 59, y las complementarias que forman parte del inmenso rebaño de reclamantes de algún tipo de reconocimiento, de tanto en tanto recibimos algún nuevo “pinchazo”. Claro que de otro tipo.
En nuestro libro hacemos referencia a la docena de proyectos de ley otorgando alguna pensión (una larga cadena de estafas morales con raíces eminentemente políticas) merced a locual aparecieron –y aparecen- esporádicos timadores que, lamentablemente, logran hacerse de una buena suma de dinero jugando con la necesidad e intereses genuinos de los timados.
“Lo que sí se puede afirmar es que aquellas iniciativas parlamentarias les sirvieron en bandeja a los timadores las herramientas para esquilmar a quienes seguían expectantes la evolución de los proyectos. A partir de las primeras iniciativas de 2006 surgieron en el país asociaciones y federaciones de ex soldados como las de Chivilcoy. El 15 de agosto de aquel año se realizó la primera marcha frente al Congreso de la Nación. Y en ese contexto no tardaron en aparecer los avisos clasificados en los medios de comunicación gráficos donde los “gestores” ofertaban su infalible intermediación”.
“Algunos inescrupulosos operadores llegaron a cobrar entre 100 y 500 pesos a cada ex soldado para “iniciar el trámite de jubilación”, prometiendo pensiones de guerra que rondarían entre los 2.500 y 3.200 pesos cuando en verdad los proyectos normativos en danza solo hacían referencia a un salario mínimo de un cabo de ejército que no superaba por entonces los 1.500 pesos mensuales. Hasta se echó a rodar la descabellada e inconsistente versión de que la ONU contaba con fondos para indemnizar a ex soldados de todo el mundo y que las partidas correspondientes habían sido enviadas a la Argentina hacía tiempo”
“Para julio de 2009 se estimaba que solo en la provincia de Mendoza habría unos 4.000 ex soldados estafados con estas falsas promesas sobre beneficios no acordados por lo que el monto de la defraudación y el beneficio de los “gestores” es fácil estimar”.
“La primera denuncia, al menos a gran escala, fue realizada precisamente por un diputado nacional. Enrique Thomas llevó el caso ante la Fiscalía de Instrucción Nº 5 de San Martín, Mendoza, ante la gran cantidad de consultas que había recibido sobre la marcha de los proyectos en cuestión y al tomar conocimiento que se estaba cobrando por una gestión imposible, es decir, para obtener un beneficio inexistente” (Fragmento del libro “Hubo Penas y Olvidos”.
Ahora pareciera que se vuelve a la carga difundiendo en las redes sociales falsa información que abona el terreno para los estafadores.
Se dice que la ley 27.345 permitirá el cobro de una pensión de $ 16.000,00 mensuales a partir de marzo próximo y mientras dure el mandato del presidente Mauricio Macri. Una información totalmente falaz.
La citada norma fue publicada en el Boletín Oficial el 23-12-16 y no comprende ninguna pensión para ningún ex soldado de ninguna clase. Solo refiere a la prórroga de la emergencia económica nacional dictada el 17-01-02 con la ley 25.561 y renovada sucesivamente por las leyes 26.204, 26.339, 26.456, 26.729 y 26.896.
Para los incrédulos, reproducimos los pasajes relevantes de la ley original (25.561): TITULO I - Declaración de emergencia pública - ARTICULO 1: Declárase, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 76 de la Constitución Nacional, la emergencia pública en materia social, económica, administrativa, financiera y cambiaria, delegando al Poder Ejecutivo nacional las facultades comprendidas en la presente ley, hasta el 10 de diciembre de 2003, con arreglo a las bases que se especifican seguidamente: 1. Proceder al reordenamiento del sistema financiero, bancario y del mercado de cambios; 2. Reactivar el funcionamiento de la economía y mejorar el nivel de empleo y de distribución de ingresos, con acento en un programa de desarrollo de las economías regionales; 3. Crear condiciones para el crecimiento económico sustentable y compatible con la reestructuración de la deuda pública. 4. Reglar la reestructuración de las obligaciones, en curso de ejecución, afectadas por el nuevo régimen cambiario instituido en el artículo 2°”
Por lo demás la norma reciente (27.345) refiere en su art. 2 a “los trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en la economía popular” y el art. 3 crea el Consejo de la Economía Popular y el Salario Complementario”. Como se advierte ni directa ni indirectamente refiere o comprende a los ex soldados.
No obstante, como indicamos, ya circulan en las redes sociales falsos mensajes invocando a supuestos abogados que están haciendo las gestiones pertinentes ante el citado Consejo de la Economía Popular. Indudablemente este tipo de información prepara el camino de rapiña para sujetos inescrupulosos. A estar atentos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario